Un momento tenso.[cerrado]

Ir abajo

Un momento tenso.[cerrado] Empty Un momento tenso.[cerrado]

Mensaje  Arakami Sasuke el Lun Dic 28, 2009 7:44 pm

Llegué en poco tiempo a la cafetería, esperando que fuera en ésta dónde me había citado, estuve pensando en la persona que me había mandado el mensaje ya que no tenía su número y era extraño que lo consiguieran, pero recordé que había un chico que siempre intentaba meterse en mis asuntos, un chico persistente que conocí cuando trabajaba como modelo. Ojeé la cafetería por fuera y supe que no me había equivocado al ver a un chico más o menos de mi edad sentado en la mesa que estaba pegada la ventana.

Era Ishikawa Daisuke.

Un tío ruidoso, pesado y alborotador, era un ex-compañero de la agencia, si no recordaba mal entró unas semanas después que yo y siempre estaba molestándome, realmente no me caía nada bien aunque fuera lo que se dice un buen chico.

Anduve hasta la entrada de la cafetería, y entré por la puerta, luego seguí andando hasta la mesa donde estaba Ishikawa Daisuke y me senté en la silla que había delante de él.


—¡Sasuke-san! ¡me alegro que haya venido!

Suspiré y me crucé de piernas a la vez que de brazos.

—Estaba dudando en hacerlo. —dije soltándo un suspiro y lo miré fijamente—. Antes de que empieces a hablar, te diré que no me interesa lo que le esté pasando en la agencia, eso ya no es asunto mío. —espeté con desinterés mientras cogía el paquete de cigarrillos de mi chaleco y sacaba un cigarro poniéndomelo en la boca. —¿Tienes fuego?

Ishikawa Daisuke me miró divertido, sacó el mechero del bolsillo de su pantalón y me lo ofreció, me incliné hacia él y lo prendí, luego me separé lentamente y lo miré.

—Ah~ tan borde como siempre... —comentó con un deje de desilución en su voz mientras se echaba en la mesa—. Primero tomemos algo. ¡Camarero!

Tan pronto como gritó su nombre un chico joven se acercó a nosotros, pedí un cafe solo y él me imitó, al poco rato el camarero trajo los respectivos cafés y se marchó, cogí la taza y le di un sorbo mientras esperaba que dijera algo, era raro verlo tan callado.

—Lo siento, pero tengo que preguntarlo de nuevo. —comentó dejando la taza de café en la mesa, clavándo la mirada en mi segundos después—. ¿Qué ha pasado entre el jefe y tú? No entiendo por qué está pasando ésto, desde que te fuiste se ha vuelto insoportable, se pasa todo el día en su despacho haciendo quién sabe qué y casi no hay ofertas para nosotros, parece que nos dejaste el liston demasiado alto. —sonrió con tristeza bajando la mirada hasta su café, luego me miró de nuevo.

—Ya veo que sigues igual de pesado que siempre. —respondí diciéndolo en el mismo tono que uso él antes, bufé sonoramente y me apoyé en el respaldo de la silla—. Ya te he dicho que no voy a hablar de eso, no es de tu incumbencia, así que si no tienes nada más que decirme me largo. —hice ademán de levantarme pero lo que dijo a continuación me hizo detenerme.

—Sé que estabais juntos.

Lo miré ceñudo, con frialdad y él siguió hablando.

—Os escuché una vez, en el despacho del jefe...

Enarqué una ceja, más molesto conforme lo escuchaba, presintiendo que lo que me había dicho al principio lo preguntó para que yo se lo corroborara

—¿Y qué escuchaste exactamente? —pregunté severamente y al ver su sonrojo me hizo fruncir aún más el ceño, supuse que nos había visto en una de los acosos que el bastardo de Yagami intentaba hacerme siempre que tenía ocasión, me acerqué hasta él y le agarré por la solapa de la camisa.

—¿Acaso has venido a chantajearme, bastardo? te advierto que no estoy de humor para tonterías, así que será mejor que olvides lo que viste y yo me olvidaré que lo sabes. —Tuve suerte de que la parte dónde nos encontrábamos estaba prácticamente vacía, hubiera sido un problema si algunos cotillas precensiaran la escena, aunque tampoco me paré a pensar en si alguien podría verme antes de hacerlo, la verdad. Lo solté bruscamente sin dejar de mirarlo, seguía extrañándome su comportamiento, ahora mismo estaba con la cabeza gacha, temblando; no me dio tiempo a reaccionar cuando sentí que me agarraba justo por donde yo lo había cogido antes y me besaba con fuerza. No entendía nada, me quedé estático sin moverme, hasta que noté como me mordía el labio inferior para que correspondiera a su beso, eso me hizo reaccionar y lo alejé dándole un fuerte puñetazo en la mandíbula.

—¡Sólo quería saber si vosotros estabais juntos todavía! —gritó respirando con dificultad cuando vio que estaba a punto de darle otro puñetazo—. Porque yo...quiero a Sasuke-san para mí... —me miró sonrojado,espectante.

—Ya he oído suficiente. —dejé el dinero en la mesa y salí de la cafetería, escuché que me llamaba un par de veces, pero no me volví para encararle, no tenía nada que ver conmigo, no tenía nada que ver con él.
Seguí andando sin detenerme, ajeno a todo lo que pasaba por mi alrededor, no sabía a donde iría, pero aún no quería volver al instituto, quería estar solo por ahora.
Arakami Sasuke
Arakami Sasuke
Estudiante 4º grado

Masculino Homosexual
Mensajes : 416
Pasatiempo : Tocar el violín , estar solo, pasear...
Personalidad : Arrogante, frío , solitario...
¿Quién le gusta? : Aunque es muy evidente, él no lo aceptará JAMÁS.
Localización : Si tanto te interesa, búscame.

Dormitorio Ningen

http://www.myspace.com/takiko_nyappy

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.